...  y la pérdida de más de 1.700 puestos de trabajo en Girona.
La renovación del acuerdo de colaboración entre el aeropuerto de Girona y Ryanair para los próximos cinco años fracasa debido a la negativa del nuevo gobierno de Catalunya de asumir los acuerdos pactados con el gobierno saliente a pesar de de haber participado en la negociación.

Ryanair, la aerolínea favorita del mundo, confirma hoy, 16 de febrero, la cancelación de la renovación del acuerdo para los próximos 5 años en el aeropuerto de Girona, el cual fue previamente anunciado en diciembre de 2010, ya que el nuevo Gobierno de Cataluña se ha negado a cumplir su acuerdo con Ryanair.

En 2010, Ryanair y el Gobierno de Cataluña llegaron a un acuerdo para la renovación durante 5 años más de las operaciones de Ryanair en su base del aeropuerto de Girona. A través de dicho acuerdo, Ryanair se comprometía a basar 11 aviones en el aeropuerto de Girona, operar 64 rutas y transportar 4 millones de pasajero al año las cuales sustentarían hasta 4.000 puestos de trabajo en el aeropuerto de Girona y en la región. Sin embargo, el nuevo gobierno se ha negado a cumplir el acuerdo a pesar de que éste fue aprobado por el gobierno saliente previa consulta al nuevo gobierno.

Ryanair reducirá, a partir de final de febrero, sus operaciones en el aeropuerto de Girona con la salida de 5 aviones, la cancelación de 18 de sus 64 rutas y la reducción de frecuencias en otras 17 conexiones, con una pérdida de más de 100 frecuencias a la semana, significando un descenso del tráfico de Ryanair en Girona de 4 a 2,3 millones de pasajeros al año y la pérdida de hasta 1.700 puestos de trabajo. Ryanair lamenta la negativa del nuevo Gobierno de la Cataluña de cumplir con la renovación del acuerdo por otros cinco años con la aerolínea más grande de España, en un periodo en el que se tendría que intentar crear puestos de trabajo y potenciar el turismo en Cataluña. Ryanair recolocará estos 5 aviones en otros aeropuertos europeos con costes más bajos.
Febrero 2011